01 octubre 2006

LA NUEVA SEMENTALIDAD, III

Mirad las alforjas vacías.

Así mis ojos se vaciaron

de su figura. Así mi retina

fue arañada por una sombra.

Así quedé tras este camino.

3 comentarios:

Nobody's boy dijo...

Joder. Se me ha quedado un agujero aquí en el pecho, por su culpa, maestro...(qué poema).

un abrazozzzzzz...

inwit dijo...

Mostro!!

Pero... es "quede" o "quedé"?

Bezoz!!

David Franco Monthiel dijo...

e usted un hacha, cuando esté entero (como se llame- por cierto se aceptan propuestas) se lo mando.

salud