25 diciembre 2006

LOS VIEJOS FANTASMAS HAN MUERTO, PERO SIEMPRE NACEN NUEVOS


Por la añeja simiente de la pernada

en los toneles panzudos de las hijas,

por los hímenes destrozados,

y el vientre en barbecho de bastardos,

por el desgarro en las alacenas,

el grito afelpado por los tapices heráldicos.

Por las mejillas sajadas por el mañana mejor,

los diezmos ajados en el escaparate,

el polvo acumulado en los blasones,

por el contentarse con las migas que sobran

de la mesa/ por difamar la propia carne,

por los cuellos inclinados, la reverencias,

el puñado de tierra prestado,

la sangre robada, el sudor perdido,

por la sombra repetida de las cárceles,

el abrazo gélido de las fosas sin nombre,

los deseos hechos espigas quemadas

de un inmenso campo, por los vagones

hacia ninguna parte/ por el pan negro,

el hambre oscura y la larvada

miseria de nuestros rostros, por la luna

sobre los tejados de cartón,

por las trincheras embarazadas de niñas

presas de la muerte,

por los que se lavan las manos

en la sed del fugitivo,

por las madres serviles,

las madres con miedo,

por el linaje esclavo

que escupe en el espejo.

Por las madres sin ira.


Un beso a todos y a todas. Sobre todo a ti, almor. yaha.

4 comentarios:

la luisa dijo...

un beso, david. y japi niu yiar from la zubia city. cuídenseme, l.

David Franco Monthiel dijo...

besos luis a toda la zubia y su tocayo y los súa.

japi japi.

Eduardo dijo...

"por los que se lavan las manos
en la sed del fugitivo,
por las madres serviles,
las madres con miedo,
por el linaje esclavo
que escupe en el espejo."
Enhorabuena.
Eduardo

David Franco Monthiel dijo...

gracias amigo, leeré a Jules Vallés con interés.

salud