27 septiembre 2011

LA SONRISA DEL MASCARÓN

El mascarón ¡mirad el mascarón!

Federico García Lorca


La proa del acorazado
rompe las olas en la invicta travesía.

Su dominio de afilada quilla
sólo deja estela convulsa,
rastro y desconcierto de espuma,
el extraño afán de las olas rotas
que persisten en alcanzar la orilla,
los rompientes.

2 comentarios:

jose rasero dijo...

Hola. Soy Jose Rasero. Que yo sepa no nos conocemos, pero me imagino que este artículo te interesará:

elanavesva.blogspot.com

Saludos

deefeeme dijo...

gracias Rasero!

ya te escribí unas letras.

salud1