12 enero 2012

CELEBRANDO EL BICENTENARIO

La policía ha cargado dentro de la Universidad (UCA) dejando varios heridos y con al menos un detenido. A varias personas además les ha requisado el DNI y puede que haya más detenidos.

Nota de Kaosenlared

Kaosenlared se ha puesto en contacto con algunas de las personas presentes en el lugar de hechos, el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de las Universidad de Cádiz.

Según nos informan, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska Gómez y el escritor y diplomático José María Ridao protagonizaban esta tarde la quinta cita del ciclo Diálogos sobre la libertad y el constitucionalismo en España, organizado por El Consorcio del II Centenario para la Conmemoración de la Constitución de 1812 y la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC). El encuentro tenía lugar a partir de las siete de la tarde en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz.

Un grupo de entre 70 y 100 personas se han personado en la sala para protestar contra la presencia del juez, entre otras razones, al considerar inadecuado que una persona responsable, según dicen algunos de quienes protestaban, del encarcelamiento de inocentes sin más delito que el haber participado en actividades de naturaleza política, dé charlas sobre algo como la libertad, un concepto que él no ha respetado con su práctica en la Audiencia Nacional.

Pero este no era ni el único ni el principal motivo de la protesta. El acto de protesta también estaba relacionado con el reciente desalojo del centro social ocukapo "Valcárcel recuperado", motivo por el cual los presentes han mostrado una pancarta contra el desalojo, y han proferido gritos y consignas a favor de la okupación del recinto ayer desalojado.

Los opositores al acto, antes del comienzo del mismo, y ya en presencia del juez, han leído un comunicado y han mostrado su malestar por la visita mediante gritos y proclamas, todo con absoluta normalidad y sin la menor muestra de violencia. Una vez realizado el acto de protesta, los manifestantes han abandonado la sala de manera totalmente pacífica, y sin que se generase el menor incidente por ello.

Pero la sorpresa ha venido cuando en la puerta misma de la sala donde se estaba celebrando el acto, todavía dentro del recinto universitario, decenas de antidisturbios esperaban a los manifestantes en una actitud violenta y agresiva. La policía ha comenzado entonces a identificar a los presentes, y un compañero, militante de Jaleo!!!, ha sido apartado del grupo y rodeado por la policía, quienes lo han puesto contra la pared y se han dispuesto a registrarlo e identificarlo. Ha sido entonces cuando el resto de manifestantes se ha quejado por el trato que estaba recibiendo el compañero, y los ánimos se han empezado a caldear.

La respuesta de la policía a esta situación de tensión ha sido totalmente desproporcionada y violenta. Han comenzado a cargar contra todos los presentes, e incluso alguna profesora de la Universidad que pasaba por allí en ese momento, ha recibido el acoso y el abuso policial, ante las manifiestas protestas de la misma, quejándose del trato recibido. También un conserje ha sido agredido verbalmente por la policía, al tratar el hombre de decirles que allí no podían estar sin el permiso del Rector. La carga ha terminado con varias personas heridas, alguna de ellas con brechas en la cabeza por los porrazos recibidos, y con, al menos, un detenido.

La policía, según ha confirmado el Rector a los manifestantes, ha actuado SIN EL PERMISO DEL RECTORADO, lo que supone una manifiesta ilegalidad que, esperemos, no debe quedar impune. Según cuentan testigos, el juez Marlaska se había mostrado incluso dispuesto a dialogar con los manifestantes, una vez terminase la conferencia, y en el turno de preguntas y respuestas, si alguno de los mismos hubiese estado dispuesto a regresar a la sala para ese momento.

La actuación policial, pues, ha sido totalmente arbitraria, y sin contar con ningún tipo de autorización por parte de las autoridades universitarias, y, al parecer, sin que el Juez Marlaska haya tampoco ordenado que se tomase ninguna medida contra los presentes, o, al menos, eso es lo que se denota de las palabras del Juez a algunos de los presentes, que posteriormente han sido trasladas por estos hasta los manifestantes, una vez ya había sucedido la carga.

Los compañeros se dirigen ahora al hospital para certificar los correspondientes partes de lesiones con los que proceder, si fuese necesario, a presentar las correspondientes denuncias contra los agentes de policía implicados en la carga. Posteriormente se trasladarán hasta la comisaría de policía donde tienen retenida a la personas detenida en la carga, y mostrar así su apoyo al compañero detenido, y su rechazo a esta, una más, injusta e injustificable muestra de violencia gratuita a manos de la policía nacional española.

Ampliaremos información a medida que la vayamos recibiendo.

Kaos. Andalucía