10 septiembre 2013

ESTA MÁQUINA DE GUERRA




Aquí 
es donde se desbaratan los miedos, 
donde se esfuman 
los dueños de las palabras.

Venid. 

Aquí es donde se hunden  
las vocales del grito, 
el pálpito que dijo  
mío,  
tuyo,  
vuestro.

Mirad.  

Ya se apaga la linterna de muerte 
que en la noche nos alumbra.

Venid. 

Aquí donde los pecios del ahíto 
serán hambre grande de todo, 
donde la cadena de seda, 
los frigoríficos llenos, 
las batas, las arias,
los vetos, los restos, los gozantes,
desaparecen
se esfuman,
se van,
en este momento,  
ahora,
aquí,
en la voz,  
la boca,  
la tráquea,  
los pulmones. 

La respiración. 
  
Justo antes  
de que todo  
siga  
igual.


2 comentarios:

josé marcelo garcía dijo...

Estoy echando un vistazo a este arsenal de palabras, yo estoy en ello, un saludo.

S.G dijo...

Me ha gustado mucho. Sigue así. Saludos.