22 julio 2006

PORNO

Mientras eso sucede, le llamo la atención a Curtis. "Fijate en tus amigos, descojonándose de los estudiantes estos." Asiente lentamente con la cabeza. "Ahora, sitúate dentro de quince años: ¿quiénes van a tener casas guays, el curro, el negocio, la pasta, los bugas, y quiénes vana a estar pillados en una barriada viviendo del cheque del paro?"
(...)
"Expectativas. Tendrán todas esas cosas porque esperan tenerlas. ¿Qué otra cosa podrían esperar? Los de su cuerda y la mía no esperamos esas cosas. Sabemos que tenemos que currar que te cagas para obtenerlas. Ahora bien, para mí, un hombre sobradamente culto pero con escasa formación, en realidad no hay por donde acceder a esa vida. ¿Por qué crees que pierdo el tiempo en la economía negra de los márgenes de la sociedad? ¿Porque me gusta lo bohemio de los personajes que los habitan? ¿Porque los venaos, las putas, los yonquis y los traficantes son la clase de gente que me va? Ni de puta casualidad. Me he dedicado al proxenetismo, al latrocinio, al robo, al fraude con tarjetas de crédito y al tráfico de drogas, no porque me guste, sino que no puedo meter la cabeza en el mundo de los negocios legítimos a un nivel, con un estatus y una remuneración que yo considere acordes con mis conocimientos y mis habilidades. Soy una tragedia desastrosa Curtis, una tragedia desastrosa. Pero eso puede cambiar y cambiará", explico mientras miro el reloj, ya es hora de reunirnos con los demás. "Escucha", digo pegándole a mi bebida, "¿llegaste a sacarle algún partido a la muñeca hinchable aquella?"
Sick boy en Porno de Irvine Welsh

2 comentarios:

Kampanilla Punk dijo...

Pedazo de libro.Disfruté, creo, mas que con el anterior. Las personas son más cutres, pero más personas. Juro que lo volveré a leer.Muy buenas las escenas de rodaje en aquel garito de mierda..

Noelia dijo...

Me gusta!!! Voy a conseguirmelo, no lo conocia!
Ya te escribo...