27 agosto 2006

ALL ALONG THE WATCHTOWER

El dios de la conquistas necesita guerreros, sacerdotes, amos y esclavos; no necesita seres humanos.
El servilismo de la mayoria produjo la tiranía de unos pocos. La organización de la labranza, la siembre y la cosecha distribuía el tienpo con arreglo a un calendario que regulaba las ocupaciones y las conductas de la comunidad. La irrigación supone el trazado de canales, un sofisticado reparto de las aguas y la observacción precisa de las condiciones meteorológicas.
Tales estudios implican cierta altura de la vista, tanto en el espacio como en el tiempo. ¿No fue este el origen de los promontorios, las torres y las mastabas, que cumplían una doble función: bélica por un lado, permitiendo prevenir las intrusiones enemigas, y pacífica por otro, gobernando los trabajos y los días desde la perspectiva que impone la mirada de los ingenieros y los técnicos?
Eran puestos de observación o "puntos de vista" destinados a la vigilancia y al conocimiento; los exorbitantes privilegios que se consentían imprudentemente al saber hacer de los organizadores, al genio de los inventores y al ingenio de los pensadores (cuando no eran ellos los que usurpaban tales privilegios), los transformaron en monumentos que consagraban su gloria y su prestigio. Menhires, dólmenes, mastabas, pirámides y torreones asentaban los siglos de tiranía sobre los pedestales de piedra, percibidos como representación concreta de la inmortalidad. Los mitos de babel, de los gigantes deicidas, de los ángeles rebeldes y de Prometeo ilustran bastante bien aquella confabulación del desafío terrenal y de la sumisión al cielo que alzó las torres orgullosas y serviles de la inteligencia y del oscurantismo.
(Raoul Vaneigem, Por una Internacional del género humano)


"There must be some way out of here," said the joker to the thief,
"There's too much confusion, I can't get no relief.
Businessmen, they drink my wine, plowmen dig my earth,
None of them along the line know what any of it is worth."

"No reason to get excited," the thief, he kindly spoke,
"There are many here among us who feel that life is but a joke.
But you and I, we've been through that, and this is not our fate,
So let us not talk falsely now, the hour is getting late."

All along the watchtower, princes kept the view
While all the women came and went, barefoot servants, too.

Outside in the distance a wildcat did growl,
Two riders were approaching, the wind began to howl.


Tiene que haber una salida

dijo el bufón al ladrón

hay demasiada confusión

no encuentro respiro

los negociantes se beben mi vino

los del arado trabajan mi tierra

ninguno de todos ellos

conoce su valor.

No hay razón para excitarse

dijo amablemente el ladrón

muchos de aquí entre nosotros

piensan que la vida es sólo una broma

pero tú y yo hemos pasado por ello

y ése no es nuestro destino

así que ahora dejémonos de falsedades

se está haciendo tarde.

A lo largo de la atalaya

los príncipes vigilaban el paisaje

mientras todas las mujeres iban y venían

y también sirvientes descalzos.

A lo lejos

un gato montés gruñó

dos jinetes se acercaban

el viento empezó a ulular.


3 comentarios:

el pescador dijo...

¿y las torres de la casería?
muy bueno, me pregunto cómo habría salido la traducción en el google...

E_MuNcH dijo...

Antes de nada perdona la intromisión. Me ha enganchado el post por el título de la canción. No sé de quien será orginalmente, yo la versión más antigua que conozco es la de Jimmy Hendrix, anterior a la de U2.
Sobre el tema del post, a pesar de la doble misión de estas construcciones, no dejaban de estar al servicio de los mismos, y su objeto no era otro que el que las cosas no cambiasen.
Me ha gustado.

Anónimo dijo...

Es de Bob Dylan!!