27 septiembre 2006

NUBES


La vida de una nube.

Sublimada de un ciénaga.

Acariciada por reactores.

Soplada por vientos muertos,

recogida en las cumbres.

La vida de una nube.

Ensalzada en los ocasos

por aquellos que no creen

que va a llover.

Cargada de cúmulos y nimbos,

Lloviéndose calaboba.

La vida de una nube

albergando truenos y rayos

para otras nubes,

diluviando sobre los cotos.

La vida de una nube.

Sin rumbo. Alejada de la tempestad,

del monzón inverso de gritos y danzas.

Otorgando fiel sombra a los meteorólogos.

Escondida

cuando predicen bonanza.

Encapotada

cuando auguran chubasco.

Disipada en la niebla del hoy.

La vida de una nube.

4 comentarios:

el pescador dijo...

¡rayos y truenos!
(dame un toque si salís este sábado)

David Franco Monthiel dijo...

of course pablo.
mr. ezcurridiz

garcía argüez dijo...

poema poema...
buscando nuevas estrategias poéticas, señor Monthiel?

David Franco Monthiel dijo...

yes, seeking.
tengo una propuesta de la fabrika, sr argüez pa este jueves.
le cuento en el correo.