16 agosto 2011

La mujer del tiempo- Carmen Camacho

Día 5
Hoy, día de mi treinta cumpleaños, no he parado de llorar.
No me estorba la edad
ni me pesa nada.
Nada y la hipoteca.
Este es mi regalo de cumpleaños:
Siempre me interesó
acabar un poema
con el zoom de adelante a atrás.
A través de la ventana,
última secuencia, plano general, noche:
Carmen
llora
sola
en la mesa de un bar.

El camarero que barre
la mira y echa la persiana.
Queda cerveza.
 
 
 
 
Arrastro un trozo de carne
inerte, inmunda,
inmune
a la salazón,
al aire de la sierra.
ni marinada,
ni confitada,
ni sancochada,
ni en adobos:
carne sólo carne desmayada.
 

1 comentario:

Isabel MENDOZA LIMONES dijo...

Yo también tengo un día 5 de esos...