25 junio 2008

INTRODUCCIÓN A LA GUERRA CIVIL


Un sueño que posea la fuerza de la primavera. El paso exacto de la piel por la quebrada líquida de tus labios. Una voz que no tiemble al cantar el hilo, los fondos y los cuchillos. Una tumba que acoja las monedas y su apretada usura de cajas, la risa desesperada, el murciélago mojado de las noches de dolor. Una bandera que limpie la sangre que derrame al ondear. Un nombre que asuste a los más por su sencillez, un abrazo o una estación caliente donde dormitar. Un mes sin chacales en los dígitos de las sirenas. Una llama que florezca en tus deseos. Un sueño que posea la fuerza de tus ojos frente a mí.


1 comentario:

Jose M. dijo...

la guerra civil es la gran metáfora del amor conyugal