24 diciembre 2008

LEOPOLD TREPPER SALE DE LUBIANKA

Cien imperios, cual sueños, se han esfumado
y el sol no trocará ni sus leyes ni ciclos.
Vendrá la larga noche, os comerá el frío
la peste, la niebla, caeréis
en la sucia mandíbula, pero
romperá el alba extinta ya mi voz
sin rastro de nosotros.
Despuntará la luz
sobre futuras ruinas de lo que fue terror,
este hoy de estrellas fugaces
a los que piden deseos los asesinos.
Este hoy
de caballo muerto a la deriva en la sangre
de los que galopan hacia el alba sobornable
del sosegado sepulcro.
Se alarga mi sombra, se recorta
ante el ocaso de un tiempo.
Sonrío ante las ruinas
del horror, sin nostalgia, sólo es el mundo
que gira, nada más, que no me cambiará.

___________
Leopold Domb (Nowi Targ, Polonia, 1904-Jerusalén, 1982) Espía antinazi de origen polaco. Durante la II Guerra Mundial organizó la red de espionaje Orquesta Roja, que proporcionó a la URSS información sobre los planes alemanes. El almirante Canaris, jefe de los servicios secretos militares alemanes, dijo de él: "Su actuación costó mas de 300.000 muertos a Alemania". "Ganó prácticamente él solo la guerra". Detenido en Moscú bajo la acusación de colaboracionismo (1947), fue rehabilitado en 1955, tras la muerte de Stalin. En 1974 emigró a Israel. Es autor de El gran juego (1976) y de Testamento político.

2 comentarios:

dediego dijo...

Madre mía. Me encanta. "ESte hoy de caballo muerto a la deriva sin sangre"... Los poemas se escriben así.

David Franco Monthiel dijo...

gracias borja!
es una alegría verlo por aquí