12 noviembre 2009

LEOPOLD TREPPER ABANDONA LUBIANKA

1957
Cien imperios, cual sueños, se han esfumado
y el sol no trocará sus leyes ni ciclos.
Pero diez años hace que espero un tren
de regreso a Varsovia, camarada Dzerzhinski .
En París la tragedia medraba en cada esquina,
el peligro era cómplice en el ajedrez ciego de la vida.
Ratoneras. Habitaciones vacías. Salidas.
Aquellas partituras ganarían trincheras.
Serían obstinado preludio de Stalingrado:
Madrugada del domingo 22 de junio de 1941.
Y Moscú recibió al Gran jefe.
Fue entonces, tras los honores del regreso,
la hora del engranaje que tanto armamos.
Nuestra devastadora música ahora era ruido.
Los fuegos de octubre fueron cenizas en los ojos.
Camarada: vino la larga noche, nos comió el frío,
la niebla, caímos en la sucia mandíbula
desde la que avistábamos las estepas
como largos años que hurgan en el sueño.
No hubo paredón ni doce hombres
sino diez años de epitafio en sombra.
La lentitud fue para los irrecuperables,
aquellos que los muertos compadecen por vivos purgados
en nuestra mazmorra, camarada.
Y sé que romperá el alba extinta ya mi voz,
sin rastro de nosotros, sin rastro de la orquesta
de aquel concierto secreto.
Despuntará la luz
sobre futuras ruinas de lo que fue terror,
sobre este hoy de estrellas fugaces
como misiles a los que piden deseos nuestros asesinos.
Será el deshielo de nuestros rostros
un mañana de caballo muerto a la deriva en la sangre
de los que galopan hacia el alba sobornable
del sosegado sepulcro, del despacho.
Se alarga mi sombra en la plaza Lubianka,
se recorta ante el ocaso de un tiempo.
Y pienso en los diez años
que tardó el tren de París a Varsovia,
camarada Dzerzhinski.
Y es que a veces los trenes se retrasan.
_________________________________
Leopold Domb (Nowi Targ, Polonia, 1904-Jerusalén, 1982) Espía comunista de origen polaco. Durante la II Guerra Mundial organizó la red de espionaje Orquesta Roja, que proporcionó a la URSS información sobre los planes alemanes. El almirante Canaris, jefe de los servicios secretos militares alemanes, dijo de él: “Su actuación costó mas de 300.000 muertos a Alemania. Ganó prácticamente él solo la guerra”. Detenido a su vuelta a Moscú bajo la acusación de colaboracionismo (1947), fue rehabilitado en 1957, tras la muerte de Stalin. Es autor de El gran juego y de Testamento político.

Féliks Edmúndovich Dzerzhinski (Dzierżynowie, 1877-Moscú, 1926) fue un revolucionario comunista polaco, conocido como el fundador de la policía secreta bolchevique,
la Cheká.


2 comentarios:

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Mmmmm, interesante interim...

deefeeme dijo...

gracias!