03 julio 2011

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS-

DESDE QUE ESTOY jubilado me dedico a la literatura. Este es mi primer relato. Durante muchos años estuve trabajando en la división estatal de una gran productora de cine estadounidense. Conocí a algunos de los responsables de las traducciones de los títulos de las películas de Hollywood. Y, sí, fui uno de los honrados trabajadores que tradujo, adaptó o retituló algunas de las películas de su original en inglés al castellano. La lógica que seguimos para los títulos se ha convertido en uno de esos temas de conversación casi manidos, en reflexiones humorísticas de monologuistas. Ya sé que está agitando delante de mí esa lista de despropósitos que me han convertido en protagonista de una tira cómica. Sé que la solución a Airplane!, dio a las carteleras muchos como puedas. Pero también sé que me reconoce el acierto de titular North by northwest, Con la muerte en los talones y que The searchers se presentara con magnanimidad como Centauros del desierto.
Como dije, ahora me dedico a la literatura, a escribir. Por eso no dudé al poner este título a mi primer cuento. La rotundidad, la capacidad de atraer la atención de un título es fundamental. Debe poseer un poder de evocación. Éste que aquí he elegido juega a mi favor. Además es definitivo y, a mi parecer, extraordinario. Soy consciente de que debería titularse Título original o Titula como puedas. Pero ya está editado y, a estas alturas, no se puede cambiar.

De "Yuri Gagarin que estás en los cielos" (Colección Alumbre Narrativa, Diputación de Cádiz, 2011)