26 junio 2005

Es estilo como arte marcial

Estoy en mitad de una oposición de la que no tengo muchas esperanzas de sacar algo positivo. La inercia del averquepasa. He dormido dos horas. Ayer me reí con el Daily show. Es bueno el Jon Stewart. Esta mañana no me he reído. No tenía ganas entre tanta gente que se había llevado todo el año dedicandose a mirar unos apuntes mientras yo vagueaba por ahí. Pero la suerte ha estado de mi parte. No me falló. Ahora, mientras escucho el disco de Team Sleep, os dejo el texto del que más he hablado, comentado con colegas que comparten esa fascinación por la elegancia de una manera tan concreta; el texto que más he disfrutado en los últimos tiempos aunque sé que es un poco antiguo y Wu ming 1 seguro que tiene otra novela en la cabeza. Debería dejarse caer con estas cosas tan jugosas.


Notas sobre la dressing up option


Wu Ming 1


En la pornografía japonesa, la prohibición de mostrar los genitales (por lo general cubiertos por el efecto mosaico) empuja a inventar siempre situaciones nuevas y sub-subgéneros, como el bukkake (el fetichismo del esperma). A través de la superación de obstáculos y cercos, se descubren nuevos caminos.
Por el contrario, el porno occidental gira en el vacío, casi nada consigue sorprender, las gang bangs son ya formaciones oceánicas de nerds con sólo los calcetines puestos, en fila como en un chequeo, pollas inseguras en lugar de las maletas.

TPO de Bolonia, velada autogestionada de colectivos de bachillerato. Mil personas, media de edad 17 años. Hallazgos estilísticos: (1) sudadera con capucha puesta y corbata con impecable nudo windsor; (2) chaqueta de corte perfecto, corbata y bermudas; (3) chaqueta, corbata y albornoz en lugar de abrigo. Dressing up option. Improvisaciones sobre la partitura de la "aceptabilidad", experimentos a partir de lo que los freaks -equivocadamente como siempre- consideran el uniforme burgués. Un sentido de la elegancia del todo ausente entre los universitarios que viven fuera de casa.
¿Por qué estos últimos son tan desaliñados y poco interesantes? Sencillo: demasiado contentos por no vivir ya en familia, se abandonan a la dejadez y al descuido. Dressing down option. A diferencia de los alumnos de instituto, no tienen límites a los que enfrentarse de forma creativa (la desaprobación de los padres). En Bolonia, se convierten casi al instante en punkies.
Cada uno de nosotros debe encontrar un límite que no sea la censura o el super-ego paterno. Sin límites no se puede destacar, producir diferencias y desvíos respecto de la norma. Sin límites lo único que se puede es retroceder. Hace falta darse reglas para poder forzarlas.Autodisciplina. Control. Como el control de los golpes en las artes marciales. No es casualidad que Bruce Lee haya sido uno de los hombres más elegantes de este siglo.Afinar el estilo es a todos los efectos un arte marcial. El estilo es resistencia cultural y simbólica, una especie de "zapatismo mental". A través del cuidado de los detalles, se expresa la conciencia de dignidad, que no hay que confundir nunca con el "decoro" burgués. La dignidad se conquista luchando, escogiendo. El "decoro" consiste en no escoger nunca.

Dignidad: el africano con el caftán amarillo y las gafas de espejo eleva el brazo al cielo mientras camina hacia atrás, sonrisa de hechicero en medio de la manifestación de inmigrantes, de la que es el cabecilla estético pro tempore. Todos los manifestantes (pakistaníes, magrebíes, subsaharianos) van bien vestidos. Con ropa tradicional o a la occidental. Se han "arreglado" (dressed up) para la ocasión. Brescia, 9 de marzo de 2001.
También vestirse es una cuestión de ética.
No hablo sólo de la ropa. Es una cuestión de porte. Ser cool. Mirad cómo camina Denzel Washington: cool no quiere decir rígido. Es justo lo contrario: el arte de no descomponerse, estar lo más suelto posible en cada ocasión. Un término que viene del jazz, no casualmente. Hace falta saber improvisar, jugar con las reglas que nos hemos puesto. Quien lleva un palo metido por el culo nunca podrá lograrlo, igual que quien no se pone reglas, códigos de comportamiento, pequeños o grandes rituales que celebrar. Reafloran imágenes de vestidos ceremoniales. "Anciento to the future", para decirlo con el Art Ensemble of Chicago.
Creo en lo esencial, en el cuidado de unos pocos detalles fundamentales. Una herencia de varios años de compañías skin y modernistas.El estilo como un haiku que cada uno de nosotro/as debe escribir cada día. En la aparente constricción de las 17 sílabas hay en realidad espacio para un universo entero.


[Riviera Beat, año III # 19, ,arzo de 2001]


más AQUI