11 noviembre 2007

MÍNIMA MORRALLA- Reflexiones desde la vida dañada

JOHN WEDNESDAY CANDERS, poeta maldito


EL VATE EN EL VATER

Puedo volcar las líneas más tristes

esta noche. Respirarlas y quedarme así.

Sin saber qué hacer. Sin aliento.

No sé si son mis latidos

o alguien que llama a la puerta del servicio.


De "Los hermosos bebidos" (inédito)

2 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Quevediana queja:


Cerrar quisiera mi postrera petulancia

de estos versos sin tregua
y dar rienda suelta y legua

a la más necesaria insolencia:

Por vos, será, justicia,
por vos la abandonada.


Tu Víktor

David Franco Monthiel dijo...

ou yeah!